¡Cuidado con la llamada que contestas!

Cuando nos reunimos con los amigos tratamos de pasar un agradable momento. Para ello con anticipación están planeando que cosas realizar para que sea inolvidable. Aunque hay ciertos grupos de amigos que ya tienen días específicos en los que salen hacer deporte, almorzar, hacer compras, distraerse e incluso ir al sauna. Este fue el caso peculiar de un grupo de amigos que decidieron relajarse y les sucedió algo curioso.

Un grupo de amigos decidió ir al sauna de un club, cuando de pronto, un celular que estaba sobre uno de los bancos de madera empieza a sonar. Uno de los hombres toma el móvil y atiende la llamada.

¿Alo?, dice el hombre.

¿Querido?, le responden al otro lado.

¿Querida?

¿Estás en el sauna?

Sí, le responde el hombre que estaba con sus amigos.

Estoy en frente, en el Shopping con una visión magnífica… ¡Es hermoso! ¿Puedo comprarlo?, consulta ella.

Pero, él le pregunta, ¿cuánto cuesta?

Al, parecer a ella el precio era lo de menos porque le respondió que solo 1.500 dólares nada más.

Bueno, está bien, cómpralo si tanto te gusta.

Sin embargo, los pedidos no quedaban ahí. La mujer le dijo que había pasado por un concesionario Mercedes y vi el último modelo. Está fantástico. Cuando hablé con el vendedor me dijo que nos lo dejan a precio de amigo. Y es que tenemos que cambiar el BMW que compramos el año pasado.

Entonces, el hombre le pregunta; ¿cuánto es el precio de amigo?

La mujer le respondió que solo 60.000 dólares.

El hombre no lo dudó ni un segundo y le acepto. Como tenemos dinero para gastar. ok, pero por ese precio lo quiero con todos los opcionales, contesto el hombre.

Y escúchame, antes de cortar. Otra cosita, insistió la mujer.

¿Qué cosa? respondió él.

Hoy a la mañana pasé en frente de la Inmobiliaria y vi que la casa que vimos el año pasado está en venta. ¿Te acuerdas? Aquella con piscina y jardín. La que está completamente aislada en frente de aquella playa hermosa.

¿Y cuánto piden?, le pregunta el hombre.

Solamente 450.000 dólares, increíble, ¿no?

Como no tenemos muchas casas, puedes comprarla. Pero paga 420.000 dólares, ¿ok?

Ok mi amor. Gracias, bye. Te quiero, le contesta la mujer.

Chau, yo también.

Luego de cortar la llamada, el hombre se dirige a sus amigos y grita: ¿De quién es este celular?  

Señales de que te has vuelto una señora y no puedes ocultarlo aunque te cause gracia

Los niños le dan gran lección al presidente