Jaimito el explorador

Llegó el papá de Jaimito del trabajo y encontró al menor jugando fuera de casa.

– Hola papá como te fue en tu primer día de nuevo trabajo.

Y el papá se queda pensando:

– ¿Que como me fue en mi primer día de mi trabajo humm…? Se acordaba en la mente…

Que sentado en el computador el compañero de trabajo le decía:

– Excelente esa grafica de barras comparativas, se ve muy claro y muy colorido todo, además se ve muy dinámico, me encanta imprime una copia porque se la voy a mostrar al director general.

Y él dice: demonios como le digo que estoy jugando tetris.

Y el papá le dice a Jaimito.

– Este mmm… Me fue bien Jaimito me fue bien gracias por preguntar, oye Jaimito que estás haciendo siento últimamente que no paso mucho tiempo en casa y no es porque no quiera simplemente el tiempo no me da y estoy algo distanciado de las actividades de la casa.

Jaimito dice:

– Ando jugando con mi nueva espada es de la película del señor de los anillos la que siempre quise y soñé.

– Pero Jaimito esa espada es edición limitada actualmente no se consigue por menos de 300 dólares, ¿de dónde sacaste tanto dinero para comprar algo tan caro?

– Yo lo pagué con el dinero que gané explorando.

El papá pensativo le dice a Jaimito:

– ¿Explorando? ¿Quién demonios te paga por explorar?

– Pues el señor Rodríguez, nuestro vecino. Cuando tú te vas al trabajo el viene a visitar a mamá, y él me da 5 dólares para que valla a explorar.

– Jaimito, y ¿qué demonios hace el señor Rodríguez cuando yo no estoy en casa?

– No lo sé papá, yo me imagino que viene arreglar cosas porque mamá siempre dice: Si tu papá tuviera esa herramienta otra cosa seria.

El loro de un burdel

La infidelidad