Llega un borracho a su casa gritando

Llega un borracho a su casa gritando a su vieja:

¡Vieja, escuché que me engañas con un policía, quiero que me digas si es cierto!

Y la esposa le contesta:

Negativo diez 40.

El marido, totalmente borracho

Las confesiones de un gallego, un chiste que te hará reír bastante