Los niños le dan gran lección al presidente

Los niños son muy ocurrentes con sus preguntas. En la escuela a la hora de pedir su participación sus ejemplos son muy ingeniosos. Y porque no decirlo también roban una que otra sonrisa en quien está atento a su relato. Pero más aún cuando llega un personaje ajeno a la escuela. Éste termina muy asombrado con la lección de aquel momento. Como es el caso de este presidente.

Resulta que un presidente fue a visitar una escuela de primaria y se dirigió al salón de 4to. Grado.

Sin embargo, el Presidente llego al aula cuando se estaba dando una discusión acerca de las palabras y sus significados. Para eso la maestra le pregunto al mandatario si les gustaría participar en la clase y discutir sobre cuál es el significado de la palabra “tragedia”.

Entonces, el reconocido líder pidió a la clase un ejemplo de “tragedia”. Un pequeño niño se levantó de su asiento para participar y dijo: “Si mi amigo, está jugando en la calle y lo atropella un auto, eso es una tragedia”. El presidente escucho y dijo: “No, que eso sería un accidente”.

Al escuchar la respuesta del líder. Una pequeña se animó, alzo su brazo y conto: “Si un ómnibus de transporte escolar se desbarranca en un precipicio, mueren sus ocupantes, eso sería una tragedia”. Pero el presidente contesto que eso no es una tragedia, sino una gran pérdida.

Tras esos dos ejemplos y ante la negativa del presidente, nadie más se atrevió a participar. El hombre ánimo a los niños a seguir participando, “¿Es que no hay nadie que pueda darme un ejemplo de lo que es una tragedia?

En el fondo del salón, un pequeño niño levanto su mano y con voz muy suave, dijo: “Si un ómnibus está transportando al mandatario de nuestro país junto a su Gabinete, pero un misil lo destruye. El vehículo quedó hecho añicos, esto si sería una verdadera tragedia”.

 Es cuando el líder, quedó admirado y respondió: “Fantástico. Eso está muy bien, ¿puedes decirme por qué es una tragedia?”.

El niño le dijo: “Sí. Bueno, en primera no es un accidente y segundó, porque no sería una pérdida”.

¡Cuidado con la llamada que contestas!

El genio de la lámpara y el deseo de un jefe de proyectos digitales