Mamá, mamá, ¿puedo usar tu coche?

– Mamá, mamá, ¿puedo usar tu coche?
– ¡No sin mi supervisión, Jaimito!
– ¡¡Uyy, perdón, no sabía que había que tener superpoderes…!!

Papá, ¿me haces la tarea de Matemáticas?

Jaimito, si en esta mano tengo 8 naranjas y en esta otra 6 naranjas ¿Qué tengo?