Un granjero trabajador

Un hombre trabajador era el propietario de una pequeña granja.

El Departamento de Fiscalización del gobierno creía que no estaba pagando salarios adecuados, para lo cual envió a un agente a entrevistarlo.

“Necesito una lista de sus empleados y cuánto les paga”, exigió el agente.

“Bueno”, respondió el granjero…

Ahí está el pastor de mi granja que viene trabajando conmigo casi 3 años. Le pago $ 220 a la semana y además recibe alojamiento y comida gratis”
La cocinera ha estado aquí durante casi 2 años, y le pago $ 160 por semana más alojamiento y comida gratis.
Luego está el tontito. Trabaja alrededor de 18 horas todos los días y hace aproximadamente el 90% de todo el trabajo por aquí. “Gana alrededor de $ 10 por semana, paga su propia habitación y comida, y siempre le compro una botella de licor todos los sábados por la noche.
“También duerme con mi esposa ocasionalmente”.
“Ese es el tipo con el que quiero hablar… el tontito”, dijo el agente.

“Ese soy yo”, respondió el granjero.

El consultor adivino

La regla de las tres patadas