Un grave problema en la oficina, y su mujer se entera que es infiel

Llega un señor a su casa y le dice a la mujer:

– Mi amor, tengo un grave problema en la oficina.

Y su mujer le responde dándole aliento:

– No te preocupes, gordito.

Y nunca digas tengo un problema, deberías decir tenemos un problema, ya que la oficina es “nuestro” trabajo.

A lo que el marido replica:

– ¡Bueno, muy bien!

Entonces,… ¡Nuestra secretaria va a tener un hijo “nuestro”!

Debo confesarte algo

Pepito con respuestas inteligentes